domingo, 5 de abril de 2015

Espera infinita (50 palabras)




Miró el reloj por undécima vez. Dio vueltas en círculo, ya no podía más. Respiró profundamente para calmarse pero no funcionó. ¿Cómo iba a hacerlo? Comprobó la hora una vez más; cuarenta minutos de retraso. Se sentó, ya sin esperanzas. 

Sonó el timbre. Abrió. El paquete había llegado.